viernes, 20 de mayo de 2011

MONICIONES

DOMINGO 5º  DE PASCUA – A

MONICIÓN DE ENTRADA
Paz y bien. Favor de apagar sus celulares. Nos reunimos como Pueblo sacerdotal para proclamar con nuestra oración y nuestros cantos la gloria de Dios, que después la proclamaremos en nuestra vida de cada día, poniendo al servicio de los necesitados  los dones recibidos y renovados en la Eucaristía. Con este espíritu nos disponemos a participar activa y gozosamente en ella.

MONICIÓN A LA 1ª LECTURA – He 6, 1-7
A medida que crece la comunidad eclesial de Jerusalén van apareciendo necesidades y la comunidad necesita organizarse; esto origina, entre otras cosas, la institución de los diáconos para ayudar a los apóstoles en el servicio de los necesitados. Es el mensaje de la primera lectura; escuchemos.

MONICIÓN AL SALMO  32
En sintonía con esta necesidad y este servicio de la Iglesia, el salmo nos recuerda e invita a proclamar que el mismo Señor se cuidad de quienes confían en él.

MONICIÓN A LA 2ª LECTURA – I Pedro 2,4-9
Nos explica san Pedro en esta segunda lectura nuestra dignidad en la Iglesia, unidos a Cristo, y la razón de ser de la misma. Escuchemos.

MONICIÓN AL EVANGELIO – Jn 14, 1-12
Jesús comienza a anunciarnos su partida de este mundo y la relación que él tiene con el Padre, invitándonos a confiar plenamente en el modo como se van a ir dando las cosas.

PRECES DE LOS FIELES
SACERDOTE: Con el deseo de que Dios haga realidad entre nosotros y en todo el mundo la obra salvadora comenzada  en Cristo, le presentamos confiadamente nuestras intenciones.
Respuesta: Padre nuestro, escúchanos.
-Por la Iglesia, para que sepa responder a todas las necesidades de sus miembros con espíritu de servicio. Oremos.
-Por los que dirigen los destinos de las naciones para que sepan discernir los caminos que conduzcan a sus pueblos a la paz por la justicia. Oremos.
-Por todos aquellos que requieren más de nuestra atención, amor y servicio, para sean los consentidos de nuestra comunidad eclesial. Oremos.
-Por todos nosotros, para que conociendo a fondo nuestra dignidad eclesial, correspondamos con nuestros dones al bien de quienes nos necesiten y a la realización de la misión de la Iglesia. Oremos.
Sacerdote: Acoge en tu bondad estas intenciones, para que todos seamos instrumentos dignos y fieles de tus planes. Por Cristo nuestro Señor. Amén.

AVISOS PARROQUIALES
1. Para todos los papás de los niños de primera comunión y confirmación vamos a tener las pláticas acostumbradas de lunes a viernes, de 7:30 a 9:00 de la noche en el salón del Centro parroquial por la calle Remolino.

MONICIÓN DE ENVÍO
Llevemos en  nuestra mente y en nuestro corazón el mensaje de san Pedro  de que somos “sacerdocio real, nación consagrada a Dios y pueblo de su propiedad” para proclamar las obras maravillosas de quien nos llamó a vivir en la luz admirable de Cristo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada