Qué es Orientación Bíblica?

La misión de anunciar la Palabra de Dios es un cometido de todos los discípulos de Jesucristo, como consecuencia de su bautismo.

Introducción a la Biblia

La Palabra de Dios, expresada en lenguas humanas, se hace semejante al lenguaje humano, como la Palabra del eterno Padre...

Hermanos Menores Capuchinos

Nuestro padre San Francisco vivió el Evangelio con sencillez y radicalidad, y así quiso que lo hicieran sus hermanos y seguidores.

San Francisco de Asís y el Evangelio

La Regla es el libro de la vida, esperanza de salvación, médula del Evangelio, camino de perfección, llave del paraíso, pacto de alianza eterna.

Entender la Biblia un placer a su alcance

La Biblia contiene preciosas verdades procedentes de Dios. Nos dice cuál es el propósito de la vida, la causa del sufrimiento humano y lo que le espera a la humanidad.

miércoles, 23 de julio de 2014

VOCACIÓN

"Desde antes de formarte en el seno materno, te conozco; desde antes de que nacieras, te consagré como profeta para las naciones" Jer 1, 1.4-10. El gran misterio de la vocación en la experiencia del profeta Jeremías.

martes, 22 de julio de 2014

SANTA MA. MAGDALENA

FIESTA DE SANTA MARÍA MAGDALENA "¿Por qué lloras, mujer? .Porque se han llevado al Maestro y no sé dónde lo han puesto. "María", le dice Jesús. Este breve diálogo entre Jesús resucitado y María Magdalena pone a nuestra consideración algo del amor y la amistad entrañable de ella a Jesús.

lunes, 21 de julio de 2014

norma de vida

"Ya te he explicado lo que es bueno, lo que el Señor desea de ti: que practiques la justicia y ames la lealtad y que seas humilde con tu Dios" Miqueas 6, 8. Con el prójimo: darle lo que necesita y serle fiel y con Dios humildad para darle el lugar que le pertenece.

sábado, 19 de julio de 2014

MONICIONES

DOMINGO XVI DEL TIEMPO ORDINARIO MONICIÓN DE ENTRADA Paz y bien. Favor de apagar sus celulares. Dios pone ante nosotros el bien y el mal, Dios siembra en tierra buena y en tierra pedregosa, Dios habla al corazón bueno y al corazón descarriado. Dios nos ofrece continuas oportunidades de vida a todos, pues todos somos sus hijos. Todo esto lo vamos a reflexionar y a celebrar en la Misa de este domingo. Abramos nuestro corazón para que Dios pueda poner en nuestro corazón la buena semilla de su amor. MONICION A LA 1ª LECTURA – Sabiduría 12, 13.16-19 Junto a una reflexión sobre la bondad de Dios, que abarca a toda la creación, esta lectura es una oración de reconocimiento de esta bondad, que quiere hacer brotar en nosotros la esperanza. MONICIÓN AL SALMO 85 En el salmo responsorial vamos a proclamar el misterio de Dios, manifestado en su bondad, compasión y lealtad. MONICION A LA 2ª LECTURA – Rom 8, 26-27 Muchas veces queremos orar y sentimos que nuestras palabras no son tan sabias y expresivas como quisiéramos; san Pablo nos explica el sentido de esta experiencia. MONICION AL EVANGELIO – Mt 13, 24-43 Escucharemos ahora varias parábolas de Jesús, que con imágenes de la vida real, nos explican varios aspectos de nuestra vida en el Reino de Dios. PRECES DE LOS FIELES Sacerdote: Animados por la enseñanza de Jesús en este eucaristía y motivados por tantas necesidades en nuestro mundo, nos atrevemos a pedir. Respuesta: Padre, líbranos del mal. -Por la Jerarquía de la Iglesia, para que en su servicio al Reino, no sucumban a la seducción de las fuerzas del mundo. Oremos. -Por la autoridad civil de las naciones, para que en su servicio a los ciudadanos, no sean seducidos por el engaño de intereses personales. Oremos. -Por los más necesitados, por los que sufren más la presencia del mal en nuestro mundo, para que no apaguen la esperanza en sus corazones. Oremos. -Por quienes creemos en la fuerza del bien y de la verdad del Reino de Dios, para que seamos como la levadura que fecunda nuestra sociedad con la bondad y verdad. Oremos. Sacerdote: Padre nuestro, que hiciste todo bueno para que todos gocemos de tu bondad, haz posible entre nosotros todo lo que Cristo nos ha enseñado con su doctrina y su vida. Por Cristo nuestro Señor. MONICIÓN DE ENVÍO Hemos celebrado la vida, hemos recibido de Dios su Palabra y su gracia; que sepamos compartir esta riqueza espiritual frente a las amenazas del mal, que atentan contra la presencia de la bondad de Dios en nuestro mundo.